Páginas

23.11.09

Hipólito Navarro y sus fans

Como sus fans lo reclaman, hemos conseguido una fotografía de Hipólito Navarro para que, ampliándola, os podáis hacer un poster. Y, para que no se nos acuse de superficiales, os proponemos que, al lado de la imagen del escritor, colguéis este texto suyo, editado en Por favor, sea breve 2 (Páginas de Espuma), que cualquiera que haya sufrido un bloqueo literario comprenderá perfectamente. 


Descansos de la escritura

   Para las  horas así, digamos, jodidillas, no malas del todo, pero pasando un poco de regulares, pues tenía eso, un botecito de cristal con su tapón de corcho, y con una cuerda lo colgaba del techo y luego le daba caña con un palo, no muy fuerte, para no romper el vidrio, pero sí lo suficiente como para que las moscas dentro del bote se chocaran violentamente unas con otras y zumbaran como diciendo: ¡hostias, otra vez!
   Luego las moscas, con los ojos pegados al cristal, lo veían derrotado en un sofá, sudando, mientras ellas apuraban los últimos vaivenes pendulares, ya más relajadas, antes de contar las bajas.   

  

17 comentarios:

Carmen dijo...

señor, qué tipazo... esta noche no duermo. Os recomiendo leer "El pez volador", uno de los mejores cuentos que se han producido en este país. Por cierto, en la librería "Tres rosas amarillas" hay un pez volador de color azul, un homenaje a Hipólito... Y sí, larga vida al hiperbreve.

evohe dijo...

Aquí otra Carmen (Peire). De acuerdo con mi tocaya, larga vida al hiperbrev, emulando el cuento de Shúa de los cazadores de letras y sobre todo, larga vida a la literatura que conmueve, divierte (esto lo repito en mayúsculas) DIVIERTE,y nos hace disfrutar de grandes momentos, aisladitos, con el libro como parapeto,riendonos a carcajadas y mosqueando al personal que mira y dice: ¿de qué te ríes? En ese momento hay que atacar: ¡¡lee y lo sabrás!!. Todo eso lo tiene Poli. Yo recomiendo, a los melómanos, otro cuento: El aburrimiento, Lester. Y sobre todo recomiendo a Hipólito, un escritor con G.(¿tendrá que ver con el punto G?)que, por favor, no deje de escribir, aunque saque cosas del cajón y haga remedos. Siempre será mejor eso que nada. Yo, como muchos otros,que lo sé, tenemos mono de cuentos nuevos. ¡Ay que ver, lo que se hace de rogar! VENGA POLI, POR FA...¿Para cuándo un nuevo libro?

evohe dijo...

Perdón, se me escapó, por no repasar, un error gramatical. O bien pongo: ¡Ay!, qué ver. O bien: ¡Hay que ver!
Sorry.
La Peire

JRamallo dijo...

Te enlazo.

Isabel González dijo...

Gracias Clara. Poli es grande y su micro también. Lo que pasa es que yo voy a colocar al pie del póster, en una especie de altarcito, 'Los últimos percances'. Un libro que editó y leí y disfruté hace tiempo. ¿Demasiado? Eso tendrá que decidirlo él. Mientras él mate moscas, yo repasaré su cuentos. No pasa nada. Bueno, las pobres moscas no opinan lo mismo.
Aprovecho para deciros que acabo de descubrir otra ventaja del papel respecto al dichoso 'e-book' o 'kindle' o como se llame. Los libros de papel, si son de calidad como 'Por favor sea breve 2', pueden leerse en la sauna. ¡A 90 grados centígrados! Hombre, quemaba un poco y después se me quedó abombado, pero ni destiñó, ni se despegó ni nada. ¡Ahí queda eso!

alicia dijo...

¡Qué grande, pero que grande es! Y qué gusto leerlo...

Clara dijo...

Sí, para mi es, además de un gran amigo, uno de los mejores cuentistas de este momento, compartir con él cualquier evento es un verdadero placer. Recomiendo leerlo, en sus textos se produce un mestizaje interesante entre la tradición del cuento en el estilo de Cortázar y la europea. Ajeno a toda solemnidad, la escritura de Hipólito Navarro me resulta siempre tanto divertida como deslumbrante.

Teresa dijo...

Siempre que tengo que poner título a un cuento me acuerdo de Hipólito, soy muy mala titulista y le recuerdo en una charla del taller, comentando que quería hacer un libro sólo de títulos pero que su editor no apoyaba la moción... una pena pues en mí habría tenido una lectora segura (y necesitada de inspiración). A ver si al menos con la foto (perdón, fotón)... se me pega algo.

María dijo...

El hiperbreve que está en el blog es muy bueno...Tiene una mezcla de normalidad y locura que lo hace muy divertido, verdaderamente...Si tiene muchos así es un golazo...

Clara Obligado dijo...

En Por favor, sea breve 2 hemos antologado unos cuantos textos de Hipólito, donde siempre se mezcla la buena escritura, cierta dosis de extrañeza de vivir, imaginación y falta de solemnidad; esa menestra conforma, realmente, un plato delicioso, te lo recomiendo. Y, además, no engorda.

Alicia Ferrera dijo...

Voy a ser completamente sincera. La primera lectura me cabreó mucho. ¡Pobres moscas!. Y lo imaginé recolectando moscas para meterlas en el frasco... Y hasta le discutí.
Luego me dí cuenta de que otra vez había caído en la trampa de la buena literatura.
Así que, después de varios días, ahora debo felicitarlo.

María dijo...

Alicia, sí , es cierto...No se sabe qué hace ese escritor molestando a las moscas...y las moscas están humanizadas...es muy divertido...las moscas son mucho más sensatas que el escritor, creo que ahí está lo gracioso..

Clara Obligado dijo...

Alicia, en algún momento colgaremos el cuento del pez volador, es magnífico, Hipólito es un biólogo interruptus (perdón por las dos esdrújulas) y el mundo animal le es próximo (sin ofender ni a u nos, ni a otro). Si su literatura te engancha, verás cómo te haces adicta, es siempre sorprendente.

Hipólito dijo...

Bueno, bueno, qué contento me da que junto a la broma del tipazo pongáis referencias a los libros y a los cuentos. Lo del altarcito de Isabel me llega al alma, como tus palabras calurosas, Clara. Besos a chaparrón para todos desde esta Sevilla hoy fresquita y bien mojada, atravesada de charcos donde se reflejan los pájaros-peces voladores...
Vuestro,
Poli.

María dijo...

No me digas!!!!¡¡Llueve en Sevilla y llueve al mismo tiempo en en Buenos Aires!!! Habrá que estudiar ese fenómeno.

Nuria Sierra dijo...

Me voy a descargar la foto a tamaño carnet para llevarla en la cartera. Si tienes un mal día no hay nada como ver la cara de Poli - literariamente hablando, malpensados - para salir del agujero. Y para las noches tristes, lo mejor es dormir con "Los últimos percances" en la mesilla.

Crochet no puedo parar! dijo...

Hola. Mi nombre es Dalila Volpe y dando vueltas, llegue aqui. Alguien podria hacerle llegar a Maria Obligado mis ansias de recuperar un libro q ME ROBO, SI SI, ME ROBO!! Hace unso 10 anos (como veran, lo ultimo q se pierde es la esperanza)
Tokio ya no nos quiere, de Ray Loriga.
Si continua "sin encontrarlo", con gusto acepto una copia. Entera y orignal (aclaro ya q con ella siempre hay juegos de palabras)
Mi mail: volpeydalila@hotmail.com
Aclaro q Maria "lo extravio" en su departamento de Belgrano.
Muchas gracias.