Páginas

28.4.11

Érase una vez una gran escritora: felicidades, Ana María Matute



El que no inventa, no vive.

La literatura es el faro salvador de muchas tormentas.

...fuimos mujeres recortadas.
...y conocimos el terror.

Por fin el cuento ha ingresado entre los géneros respetados de nuestra literatura.


Aquí podéis oír el discurso de Ana María Matute al recibir el Premio Cervantes

9 comentarios:

Los que mordieron el polvo dijo...

¡¡Felicidades!!

Ya era hora


Un saludo

Clara dijo...

Un discurso en el que elogia el cuento, cómo la queremos...

nigella dijo...

¡Cuanto cuenta un cuento!
Una delicia ESCUCHAR a Ana María hablar de Gorogó. De ella misma, del deseo de inventar.

¡Enhorabuena para tod@s!

Camila dijo...

¡Qué bien! Qué discurso tierno y sincero, sobre el cuento, sobre la literatura, sobre la mujer... Qué premio bien dado y cuánto se ha hecho esperar.

Isabel González González dijo...

Fabuloso. Emotivo como pocos.

Mariana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariana dijo...

Me encantó verla, me emocioné muchísimo con su discurso dulce y cristalino. Fue muy fuerte, más aún, enterrada en esa caja de tormentas del tercer subsuelo del hospital... Ana María grande, y grande, y hermosa.

ROSA dijo...

Me encanta esa niña grande que es. El mundo creible de la invención y la magía que contienen todas las Adolongas de cuento.
Una mujer que ha vivido el lujo de convertirse en realidad.
FELICIDADES ANA MARÍA!!!!!

Gabriel dijo...

Pude verla un poco antes de la entrega del premio porque trabajo en la Universidad de Alcalá. Irradia una magia que atrapa. Su discurso fue maravilloso y os puedo decir que la gente salió emocionada.