Páginas

3.2.11

La Academia, Onán y los acentos


"Muchas cosas sabe Onán
que nunca supo Don Juan"
Recordé este pequeño poema de Antonio Machado el martes en clase, cuando se abrió el debate sobre los acentos, un debate que está tan de moda después de los últimos dictámenes de la Academia. Os transmito los mails que se intercambiaron después, porque tienen su gracia:
Tengo una duda, por eso pregunto a mis versados amigos del taller sobre el reciente cambio que la Real Academia de la Lengua ha hecho en alguna de las reglas de ortografía. Hasta ahora, para diferenciar el adverbio "sólo" (solamente), del adjetivo "solo" (sin compañía) se ponía una tilde. A partir de ahora, ya no se la tenemos que poner. Entonces, decidme, ¿Cómo interpretáis esta frase?
"He tenido sexo solo dos horas"
Muchas gracias, Jorge.

Al mail de Jorge, contestó Mariana Grekoff, con la siguiente observación:

Querido Jorge: en cuanto a la confusión que planteas, estuve pensando que es un problema masculino, ya que la misma acción, pero en femenino, no reviste ninguna duda:
"He tenido sexo sola dos horas" y "He tenido sexo solo dos horas" son dos cosas completamente diferentes.
Quizá, para los muchachos, el asunto se podría arreglar con unas comas estratégicas:
He tenido sexo, solo dos horas.
Solo he tenido sexo dos horas.
He tenido sexo, solo, dos horas
Un abrazo, Mariana.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

El humor, los puntos sobre las íes, las comas sobre los renglones, la imaginación al poder, muchas veces sirven para parchear, endulzar e imponer un poco de cordura a decisiones absurdas. En mi corazón "sólo" siempre llevará acento, por convicción y por devoción.

"Solo sólo me quedaba cuando sólo solo me sentía". Un beso. Mar Horno.

Mariana dijo...

solo sé que no sé nada...
[¡y que los demás sigan creyendo que soy omnisciente!]
Sócrates

Mariana dijo...

oxímoron:

solo tú y yo...

perdón por el doble comentario, se me ocurrió [solo] un segundo después de darle a "publicar comentario!

nigella dijo...

Jajjaaaaaaa.
Buen intercambio y sabrosa respuesta de Mariana.
Agustín garcía calvo escribió algo sabrosón sobre el tema en EL PAÍS:

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Ortografia/elpepiopi/20110122elpepiopi_4/Tes

Curiosamente, me comentó un amigo que su hija, muy preocupada por su castellano a raíz del debate, había comprado el nuevo tocho de la Real Academia. Él, agustiniano de joven, vio de inmediato la pesantez, coacción y relativa fruslería del asunto, que bueno es resolver con la gracia con que lo hace Mariana, y le aconsejó que devolviera el tocho que solo le iba a provocar dolores de espalda...
Una opinión otra, la de Agustín.
Ya me diréis que os parece.

Sebastián dijo...

En todo caso, no deja de ser divertido que nos pongamos así por un quítame de ahí un acento... La vitalidad de los debates me entusiasma.

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Puesto que empiezo a estar de vuelta de casi todo y, además, hace tiempo que no voto a la Academia, moriré con los acentos puestos donde los puse siempre y me quedaré más ancho que largo (aunque ambas cosas se me dan por igual). Yo -y perdonadme- con la señora tilde hago lo que me apetece, onanística y donjuanísimamente, y ella jamás me lo ha reprochado.

Isabel González González dijo...

En caso de querer evitar cualquier confusión, la única salida será usar 'solamente'. Así de feo.

Clara Obligado dijo...

Bien, Albert, pongamos los acentos en cualquier rincón de nuestra anatomía... Un abrazo.

María dijo...

Yo creo que la frase esa es muy bonita porque permite que el lector decida..A mì, por ejemplo, me hace màs gracia que el autor haya tenido dos horas de sexo consigo mismo...y nada me impide pensar eso gramaticalmente...

Me pregunto si en casos asì nos impediràn a viva fuerza mantener el acento en "sòlo", que me temo que era un acento necesario.

Pilar Gómez Esteban dijo...

Me temo que yo, queridos amigos, soy de las que morirá con los acentos puestos, como Albert, como Anónimo. Que venga quien quiera a llevarme la contraria; yo decido, como dice María, y mi decisión es que entiendan lo que escribo la gente que me importa... los que no me imporran que entiendan lo que quieran, con o sin acentos.

Mismamente yo dijo...

Una duda:

A ver,¿ si a mí me da la real gana seguir poniendo los acentos como antes es pecado ?

¿Puedo hacerme objetora de conciencia con este tema ?

Me niego a poner ese sólo sin acento, me llevan los demonios.

Un saludín, me he reído mucho con las frases y juegos a costa del tema.

Sebastián dijo...

¡Insumisos, adelante!