Páginas

4.8.10

En verano, el azar

¿Qué es el azar? ¿Es él quien determina nuestras vidas? ¿Podemos dirigir nuestro destino o es absolutamente caprichoso? Pensando en este viejo tema escribí "El azar", un cuento que acaba de editarse en "El Público" y que me gustaría compartir con vosotros.

El cuento lo podéis leer aquí.

18 comentarios:

Isabel González González dijo...

Uf, Clara. Me ha encantado. Me lo he leído de un tirón. Pero me temo que está cargado de más simbología de lo que aparece a primera vista. Aparte de la caracola, claro. Me da la sensación que eso de hilar lo cotidiano con lo metafísico es una de tus cualidades. ¿Cuánto ha tenido que pasar para que se dé un acto tan cotidiano como el enamoramiento del muchacho? ¿Y es tan aleatorio el hecho de que la caracola se sostenga sobre el ombligo? ¿Es aleatorio todo lo demás que ha sucedido a lo largo de la historia? ¿O tal vez es completamente necesario? Uf, Clara. Lo vuelvo a leer y te vuelvo a decir. Ahora voy a cumplir con mi destino: piscina con niños, merienda con sobrinos, pasear al perro de los tíos,... La vida 'berlanguiana' en 'mañolandia'.

Clara Obligado dijo...

Piscina, me mata la envidia, aquí estamos tiritando de frío. Y si, Isabel, creo que lo cotidiano y minimo como un ombligo y un enamoramineto es tan importante como el espacio sideral y las grandes gestas de los seres humanos. ¿Azar? Puede ser, o una férrea predestinación. vaya uno a saber. Supongamos, por ejemplo, que la caracola es la misma en todas las historias, entonces, ¿sería azar? Línda línea para pensar las cosas... y entonces, ¿es casual que esta tarde le sirvas justamente esa taza de leche a tus hijos? Un vértigo milenario hasta lavarse los dientes, si miramos las cosas desde ese perfil... Me dejo de divagar.

Irena dijo...

...andaba desvelada y me enrede leyendo tu relato: fue peor el remedio que la enfermedad.
Esas tres páginas se expandieron generando un universo de imágenes que crecían y crecían exponenciálmente.
¿Has leído "La espiral" de Italo Calvino, en "Cosmicómicas"?
Otro relato, otro tono, otro logos, otras historias, pero la misma espiral de azares escrita en la papilla calcárea que segrega el manto de un molusco, en sus infinitas combinaciones de líneas libradas al azar.
Mañana más, como dice Isabel.
Gracias por compartir. Irena.

Alicia Ferrera dijo...

Excelente relato!
Tiene muchas ramas para la reflexión, pero al fin, es la caracola la que persiste. Ese instrumento del azar es el único que permanece inmutable y atraviesa todas las vicisitudes sin modificar su naturaleza.
Gracias.

Clara Obligado dijo...

O es tal vez la naturaleza, tanto más sabia y persistente, que nos mira imperturbable...

Clara Obligado dijo...

Hola, Irena, no recuerdo ese cuento, pero lo leí seguro, adoro a Îtalo Calvino, sin duda es el sedimento de lo que tantos años más tarde se me ocurrirà a mi. Siempre pienso que todo lo que escribimos lo hemos leído antes y lo hemos convertido en propio, al olvidarlo.

Irena dijo...

En verdad, es muy diferente y no lo es. Nos bañamos y no nos bañamos en el mismo río. En uno el amor expande la espiral, en otro el duelo la contrae. En uno la espiral gira en el sentido de las agujas del reloj, en el otro en sentido contrario.

Me gustan tanto ambos que no pude evitar la remembranza.

Me parece muy interesante la intuición de que el tiempo es ilusión y la vida una espiral en donde azar y orden se confunden.

La espiral es un símbolo primigenio cargado de sabiduría y resonancias insondables: nacimiento-muerte-renacimiento. Uno siente que nos empuja un cierto "karma", una naturaleza o razón común que nos informa de un modo particular y común a la vez .
La caracola, ese instrumento del azar no es imposible que sea una metáfora de la estructura del universo.

Mucho para tres páginas. I.

Clara Obligado dijo...

y es una espiral logarítmica, que no es lo mismo que una espiral convencional, es maravilloso ver cómo se repite la figura tanto en el vuelo del àguila como en la caracola, como en la vìa láctea, me resulta fascinante...

Anónimo dijo...

Todo lo que estáis diciendo y el relato mismo me hace pensar en un fractal(no sé si habéis visto imágenes fractales, son asombrosas)imagen dentro de una imagen dentro de una imagen.....
Muy profundo elrelato y muy evocador.

Unsaludo
Rosana A.

juantena dijo...

Interesante cuento. Hay una llamada en: http://lacomunidad.elpais.com/el-blog-de-juantena/2010/8/10/malhumorado

Saludos, Clara

Clara Obligado dijo...

Gracias por vuestros comentrios, me miraré lo de los fractales...

Sebastián dijo...

Un cuento verdaderamente magnífico, ha sido un placer leerlo.

Palinka dijo...

El 4 de Agosto me encontraba en normandía, en la playa de Omaha. Un lugar digno de un cuento. En mi pobre mente, el epicentro de la espiral es un lugar como ese, que se expande en el tiempo. Dos variables, espacio y tiempo.

Visto desde este punto de vista, en el caso de una espiral el grado con el que gira lo definiría todo. Con lo que se deja poco espacio al azar puesto que lo que pasará en el futuro estaría de alguna manera predefinido por el factor de expansión en el que gira la espiral (creo que siempre es constante).¡Incluso el hecho de que la caracola se caiga o no del ombligo!

El cuento se relata en un tiempo inverso (en mi opinión desde fuera a dentro), de prente a pasado.Es hermoso a la par que inquietante. Te hace sentir pequeña.

Saludos,

Marta

Clara Obligado dijo...

Gracias, Marta, por tus comentarios, y que envidia tu percepción en la playa de Nomandía, es exacta a la de mi cuento. Si, todo es casual, pero a la vez está férreamente predispuesto...

rosa borreguero dijo...

Que ilusión recuperarte con este cuento. Me gusta mucho como lo planteas, la figura de la caracola, todavía me da vueltas, no sé si me absorbe o salgo, mientras me debato en el tiempo, te mando un fuerte abrazo, de los que gustan con el regreso.

ROSA

Pd. ¿Volveremos a ver una caracola sin preguntarnos: será ella?

Clara Obligado dijo...

Gracias, Rosa, po tus comentarios, es interesante pensar que la espiral logarítmica se repite en tantos elementos de la naturaleza, los tornados, el vuelo de las rapaces, las caracolas... Da vértigo, la verdad...

Teuvo Vehkalahti dijo...

Very intresting blog, I like
Looking fotoblog Teuvoimages
www.ttvehkalahti.blogspot.com
and pleace your comments

Thank you

Teuvo
Finland

Clara Obligado dijo...

Muchs gracias, Teuvo, entraré en tu blog de visita.