Páginas

1.11.09

Se acerca la era de la hormiga...




¡Sólo faltan diez días para la presentación del Por favor, sea breve 2! Recuerda, a las 19,30, en Casa de América, el miércoles 11 de noviembre. ¡La mayor concentración de microficcionistas por metro cuadrado desde la creación del género! ¡No te la pierdas!


15 comentarios:

Clara dijo...

Por alguna razón que soy incapaz de solucionar a estas horas, la portada del "Por favor, sea breve, 2", que es de un precioso color anaranjado, ha quedado en la imagen de un celeste con poca gracia. El dinosaurio, aquí de color pálido fantasma, es de color negro, e incluso la hormiga resulta muchísimo más contundente en el original. La portada, de Beatriz Cuevas es, por lo tanto, preciosa, y esta que aparece en la imagen apenas un pálido remedo. Prometo solucionarlo en cuanto pueda...

evohe dijo...

Bueno, pues ya está en marcha. Aunque la hormiga sea más lenta que el dinosaurio, tiene fama de más laboriosa, así que, aunque no tenga ni idea del trabajo colectivo de esos bichos que se extinguieron hace tanto, sí auguro una comunidad de hormiguitas parlantes, de un boca a oreja, de una montañita de éxitos apilada bajo los túneles horadados de los microrrelatos. Allí nos veremos, si temas mayores no me lo impiden. Gran fiesta, a disfrutar y emborracharse si hace falta. Enhorabuena Clara y gracias por tu esfuerzo, tu curro hormigueril, tu apuesta decidida por los nuevos y no tan nuevos valores.
Carmen Peire

Clara dijo...

Gracias, Carmen, me conmueves, espero que puedas venir, que los astros nos sean benéficos. Un abrazo para ti también.

Clara dijo...

veo que por fin el dinosaurio ha recobrado su color, aunque en realidad es más naranja, más vistoso...

Matías dijo...

No entiendo bien la portada. ¿Por qué la hormiga sigue
al dinosaurio? ¿lo está persiguiendo? Si alguien lo entiende, que me lo explique...

Alicia Ferrera dijo...

En mi opinión, el dinosaurio hace referencia al texto de A. Monterroso, mientras que la hormiga indica lo mínimo. No creo que lo persiga, sencillamente, hacen el mismo camino.
Es interesante, sin embargo, observar que la hormiga crea un campo de sombra, mientras que el dinosaurio no.
No obstane, quisiera comentar que hay un paralelismo con el mundo natural. Los animales grandes gastan, proporcionalmente, mucho menos energía que los pequeños. Creo que la ecuación es E= M 3/4. Esto, en literatura (en buena literatura) puede traducirse como:aunque tenga diez palabras, la energía que se ha necesitado para elaborarlo es proporcionalmente mayor que un mamotreto. Y para leerlo. De modo que, no hay que menospreciarlo.
Un abrazo, y mis parabienes para la presentación del libro.

Clara dijo...

¡impresionante, Alicia! Gracias por tus deseos, los tendremos en cuenta.

Zsole dijo...

Excelente! , espero poder asistir.
Felicitaciones a quienes han contribuido en el libro!

Camila dijo...

Venid, hormiguitas, ¡no olvidéis que habrá sorpresas para los amantes de la escritura!

Rosa Borreguero dijo...

Camila y Clara, m e encantará, esa tarde, ser hormiguita tras un dinosaurio. Espero poder felicitar "en vivo" a quien sabe tanto de los que escriben muy bien con tan poco.
Besotes.
ROSA

Clara dijo...

Te esperamos, Rosa, nos encantará verte y además será una tarde dedicada al placer de la lectura compartida, o sea, un lujo.

Rafael dijo...

Otra hormiguita va a ir, en compañia de una buena amiga. Madre mia, para un servidor es uno de esos dias que lleva tanto tiempo esperando...
Un abrazo, hasta el miercoles.

Raul Brasca dijo...

Desafortunadamente no podré asistir, estoy en la FILUC 2009 (Valencia, Venezuela), pero los acompañaré desde aquí. Me encanta la portada, me divierte el dinosaurio puesto en fuga por una hormiguita de esas que pican y dejan su recuerdo por un buen rato. El dinosaurio es un portento de condensación narrativa, la hormiguita es una amenaza considerable en envase microscópico. Me quedo con la hormiguita. Abrazo a todos.

Ángela Montero dijo...

Clara. Al ver la portada me resultó familiar, por lo que busqué POR FAVOR SEA BREVE(sin nº) y efectivamente allí estaba el dinosaurio pero...¡mucho más grande! ¡¡ocupándola"casi" toda!!, tanto, que no tenía cabida esa simbólica hormiguita todavía un poco dormida) que ahora que él desaparece va tomando posición.Parece, por la sombra que proyecta, que se va a situar muy bien. Yo la veo embalada y creo que cuando se despierte, el"dinosaurio" ya no va a estar ahí.La respuesta en POR FAVOR SEA BREVE 3.Un abrazo.

Clara dijo...

ah, esa hormiguita que es capaz de desplazar a un dinosaurio... El secreto se aclarará
1) asistiendo a la presentación.
2) leyendo la introducción del libro.
3) haciendo ambas cosas (la mejor opción).